Canal RSS

Último plato del día. Reflexiones con La Rata

CAPÍTULO 15

12 de septiembre de 2013

escribe JUAN PIEDRA

– Nena. Toma. Come. Come.

– …

– Come cooooñoooo.

Lee el resto de esta entrada

Plato del día #8 Preferiría no hacerlo

CAPÍTULO 14

1 de septiembre de 2013

escribe JUAN PIEDRA

Empezaba un nuevo mes. El verano ya empezaba a quedar atrás y el Restaurante abría una nueva etapa bastante inquietante. Apenas sin personal, apenas sin encargados. Encargado… El Gordo me engañó con esa oferta, la de hacerme encargado y yo mordí el anzuelo aunque la propuesta apestase a zurullo desde lejos. En fin, para esa época, en marzo, yo estaba por los suelos. Me quedé sin lugar donde dormir ya que Rosa decidió no reabrir el bar, mis amigos pasaron definitivamente de mí… incluida Irene, que nunca me perdonó que la dejase tirada en las escaleras del Clínico. Como me había gastado todo lo que tenía tuve que volver a casa a pedir un plato caliente y un sitio donde dormir.

Lee el resto de esta entrada

Sugerencia del Chef #6 La llamada del Gordo (parte II)

CAPÍTULO 13

MARZO de 2013

 relatado por el RAMON EL GORDO

Soy un chiste malo. Una broma de persona. Una broma mala. Cuando hablan de mí solo despierto antipatías. Un proyecto de persona. Nadie esboza una sonrisa cuando hablan de Ramon. De el Gordo. Ahora ya no soy gordo. Adelgacé. Desde la operación de estómago he reducido bastante. Ya no bebo tanto. No era recomendable seguir mi ritmo anterior, eso me dijeron los médicos. Pensé que me ayudaría, pero todos me siguen llamando Gordo. Como camarero, ya no soy lo que era. Nadie me trata en serio. Desconfían de mí.

De hecho no bebo tanto, solo de vez en cuando.

Lee el resto de esta entrada

Plato del Día #7 Yo soy becario

CAPÍTULO 12

finales de AGOSTO de 2013

escribe JUAN PIEDRA

A finales de agosto, cuando más faena hay y más pasta consiguen amasar los jefes, el Restaurante se encontraba en una situación delicada. Muchos de los camareros se estaban matando por conseguir el puesto de encargado y Mario (el único encargado presente ya que Dani el sexagenario tiene por contrato todo el mes de agosto de vacaciones), sufría para calmar los ánimos del personal.

Lee el resto de esta entrada

Plato del Día #6 “…y los marineros tomaron el barco”

CAPÍTULO 11

finales de JULIO de 2013

escribe JUAN PIEDRA

Hay gente que no quiere trabajar. Son más de los que nos pensamos. Hay tantos que no quieren trabajar que incluso algunos de ellos tienen trabajo. Pero eso no quita que no lo merezcan. Todos nos merecemos más. Merecemos un sueldo decente, horarios aceptables, vacaciones pagadas. Sí. Dignidad. ¿Pero cómo se gana eso cuando se te están meando encima? Cómo se puede hablar de dignidad cuando se te paga tarde y/o te fraccionan el sueldo en dos plazos debido a que “LA EMPRESA TIENE PÉRDIDAS”… Vamos, no me jodas, la empresa lleva “teniendo pérdidas” toda la vida. Cuantas más pérdidas tenía, más enjoyada veíamos a la Jefa. O a la nueva amiga rusa del Dueño. En realidad, nunca han sido pérdidas, sino ligeros descensos de beneficios. Pero para los Jefes todo lo que no sea seguir acumulando pasta a manos llenas es una pérdida

Lee el resto de esta entrada

Sugerencia del Chef #5. Venirse abajo

CAPÍTULO 10

FEBRERO de 2013

relatado por el HUNTER, el CLIENTE NUEVO

El martes pasado, día en que un yonqui importado de San Cosme asaltó el Bar Rigau, un servidor -haciendo gala de su fantástico sexto sentido periodístico- estaba tocándose los huevos en su casa. Así que lo que sigue no está basado en mi observación directa, sino en las charlas que mantuve en los días inmediatamente posteriores con los parroquianos del bar, con Juan y con la propia Rosa, una vez se recuperó del mal trago.

Lee el resto de esta entrada

Plato del Día #5 Cerrando puertas

CAPÍTULO 9

29 de JUNIO de 2013

escribe JUAN PIEDRA

– Nunca lo he tenido muy claro… se notaba que estabas quemado, eso sí… pero… ¿por qué te piraste así el año pasado? -preguntó Mario, el encargado de más rango, mientras contaba la caja.

Se me hacía raro cerrar con Mario, de hecho había coincidido poco con él, porque el italiano siempre trabaja por la mañana. Pero la marcha del Gordo y que Dani el sexagenario estuviese de vacaciones hacía que Mario tuviese que venir algunas noches para cubrir el puesto vacante de encargado. Estábamos cerrando, las persianas llevaban minutos bajadas. Yo no me esperaba la pregunta y no tenía preparada ninguna excusa.

– Gran pregunta… creo que para responder necesito un cigarro.

Lee el resto de esta entrada